iconActivityiconArrowBackiconArrowBottomiconBasketiconBasket2iconBasketGastroiconBubbleSingleiconBubbleSpeechiconCalendariconCalendarCheckiconCheficonConciergeiconDestinationiconFacebookiconFavoritesiconFlowersiconGooglePlusiconHistoryiconHomeiconHoteliconHouseRCiconHouseRC2iconInstagramiconInvitationiconLabeliconLinkediniconListiconLockiconLogouticonLysRCiconMailiconMedalPlusiconMembersiconMobileiconNotesiconPhoneiconPieiconPinteresticonPresentationiconPressReleaseiconRefreshiconResaiconRestauranticonRoute1234iconSearchiconSettingiconShareiconTagiconToqueiconToqueDrawingiconTrashCaniconTwittericonUsericonViewListiconViewMapiconVillaiconWaiterDrawingiconWineDrawingiconXperience
A propósito de Relais & Châteaux
Descubra nuestros restaurantes gourmet y nuestros hoteles con encanto en todo el mundo
Château de Rochegude
160  EUR (a partir de)
Reservar
ver

Château de Rochegude

Francia, Rochegude

Desplazarse
hacia abajo

Château de Rochegude (Drôme)

Añadir a mis favoritos
25 habitaciones
Christine Vedier
“Escapada medieval al reino de la trufa y la aceituna negra”
Maître de Maison - Christine Vedier
El Château de Rochegude, fortaleza del siglo XII, en el centro de la Drôme provenzal, domina majestuosamente los viñedos de Côtes-du-Rhône y mira al monte Ventoux. Las bodegas se encuentran entre las mejores de esta denominación y son el punto de partida perfecto para degustaciones en otras bodegas de la zona. Entre las actividades ofrecidas: excursiones a las grutas de Ardèche o a alguno de los numerosos vestigios romanos, como el puente del Gard o el teatro antiguo de Orange. De vuelta al château disfrute de un pequeño tentempié: láminas de trufas calientes y crujientes, aderezadas y ligeramente estofadas en mantequilla, acompañadas de huevos y pan tostado.
Château de Rochegude

Único en el mundo: Trufas locales calientes finamente cortadas, aderezadas y ligeramente estofadas en mantequilla.

Nuestros servicios
  • Niños bienvenidos
  • Ascensores
  • Garaje
... Verlo todo
Cómo encontrarnos
Relais & Châteaux
Descubra por qué reservar con Relais & Châteaux es un mundo de privilegios