iconArrowBackiconArrowBottomiconBasketiconBasket2iconBasketGastroiconBubbleSingleiconBubbleSpeechiconCalendariconCalendarCheckiconCheficonConciergeiconDestinationiconFacebookiconFavoritesiconFlowersiconGooglePlusiconHomeiconInstagramiconInvitationiconLabeliconLinkediniconListiconLockiconLogouticonLysRCiconMedalPlusiconNotesiconPinteresticonRefreshiconResaiconRoute1234iconSearchiconSettingiconShareiconTagiconToqueiconToqueDrawingiconTrashCaniconTwittericonUsericonViewListiconViewMapiconVillaiconWaiterDrawingiconWineDrawingiconXperience
A propósito de Relais & Châteaux
Descubra nuestros restaurantes gourmet y nuestros hoteles con encanto en todo el mundo
L’Heure Bleue Palais
121  EUR (a partir de)
Reservar
ver

L’Heure Bleue Palais

Marruecos , Essaouira

Desplazarse
hacia abajo

L’Heure Bleue Palais

Añadir a mis favoritos
33 habitaciones
François Laustriat
“Una obra maestra de la medina de Essaouira”
Maître de Maison - François Laustriat
Este palacio maravilloso está en el centro de la medina de Essaouira la misteriosa, ciudad llena de espiritualidad y favorita de artistas y aventureros. El Heure Bleue Palais conserva el caché de una mansión tradicional marroquí y el arte de recibir consustancial a este país. En el punto donde convergen influencias africanas, árabes, portuguesas, inglesas y orientales, todas las habitaciones y suites se distribuyen en torno al patio y su fuente cantarina, donde palpita el corazón del Riad. El hotel ofrece relax total en el hammam tradicional, piscina en la azotea, vistas insólitas a la medina y el océano y el sutil mestizaje de su cocina entre francesa y marroquí.
L’Heure Bleue Palais
Único en el mundo: Piscina en la azotea, vistas insólitas a la medina y el océano y el sutil mestizaje de su cocina entre francesa y marroquí.
VALORACIÓN DE LOS VIAJEROS TRIPADVISOR
TripAdvisor Basada en: 434 opiniones

Lee opiniones
Nuestros servicios
  • Niños bienvenidos
  • Ascensores
  • Internet
... Verlo todo
Cómo encontrarnos
Relais & Châteaux
Descubra por qué reservar con Relais & Châteaux es un mundo de privilegios