iconArrowBackiconArrowBottomiconBasketiconBasket2iconBasketGastroiconBubbleSingleiconBubbleSpeechiconCalendariconCalendarCheckiconCheficonConciergeiconDestinationiconFacebookiconFavoritesiconFlowersiconGooglePlusiconHomeiconInstagramiconInvitationiconLabeliconLinkediniconListiconLockiconLogouticonLysRCiconMedalPlusiconNotesiconPinteresticonRefreshiconResaiconRoute1234iconSearchiconSettingiconShareiconTagiconToqueiconToqueDrawingiconTrashCaniconTwittericonUsericonViewListiconViewMapiconVillaiconWaiterDrawingiconWineDrawingiconXperience
A propósito de Relais & Châteaux
Descubra nuestros restaurantes gourmet y nuestros hoteles con encanto en todo el mundo
Bellevue Syrene 1820
330  EUR (a partir de)
Reservar
ver

Bellevue Syrene 1820

Italia , Sorrento (NA)

Desplazarse
hacia abajo

Bellevue Syrene 1820 (Campania)

Añadir a mis favoritos
50 habitaciones
“Un hotel en uno de los paisajes más evocadores del mundo”
Maître de Maison - Nello Pane
Frente a la eterna e intemporal belleza del golfo de Nápoles, con su costa recortada por un mar azul y el Vesubio como telón de fondo, el Bellevue Syrene se yergue desde 1820 en el barrio más pintoresco de Sorrento. En origen era una residencia privada, construida en 1750 sobre los cimientos de una antigua villa romana. La ubicación, la decoración, el confort y la historia de este hotel lo convierten en un destino extraordinario: los estanques con nenúfares evocan la época romana y las paredes se adornan con frescos que representan a sus huéspedes célebres. La reciente renovación del hotel ha equilibrado su glorioso caché original y el confort contemporáneo.
Bellevue Syrene 1820
Único en el mundo: La decoración, ubicación, confort y el carácter histórico de este hotel le convierten en un lugar maravilloso.
VALORACIÓN DE LOS VIAJEROS TRIPADVISOR
TripAdvisor Basada en: 630 opiniones

Lee opiniones
Nuestros servicios
  • Niños bienvenidos
  • Ascensores
  • Internet
... Verlo todo
Cómo encontrarnos

Descubrir el hotel

Relais & Châteaux
Descubra por qué reservar con Relais & Châteaux es un mundo de privilegios