iconArrowBackiconArrowBottomiconBasketiconBasket2iconBasketGastroiconBubbleSingleiconBubbleSpeechiconCalendariconCalendarCheckiconCheficonConciergeiconDestinationiconFacebookiconFavoritesiconFlowersiconGooglePlusiconHomeiconInstagramiconInvitationiconLabeliconLinkediniconListiconLockiconLogouticonLysRCiconMedalPlusiconNotesiconPinteresticonRefreshiconResaiconRoute1234iconSearchiconSettingiconShareiconTagiconToqueiconToqueDrawingiconTrashCaniconTwittericonUsericonViewListiconViewMapiconVillaiconWaiterDrawingiconWineDrawingiconXperience
A propósito de Relais & Châteaux
Descubra nuestros restaurantes gourmet y nuestros hoteles con encanto en todo el mundo
Domaine de Rochevilaine
173  EUR (a partir de)
Reservar
ver

Domaine de Rochevilaine

Francia , Billiers

Desplazarse
hacia abajo

Domaine de Rochevilaine (Morbihan)

Añadir a mis favoritos
37 habitaciones
Cécile y Bertrand Jaquet
“Pasiones bretonas”
Maître de Maison - Cécile y Bertrand Jaquet
Bertrand Jaquet, propietario del Domaine de Rochevilaine, siente verdadera devoción por Bretaña y quiere compartir esa pasión con sus huéspedes. Déjese seducir por el marco típicamente bretón en el estuario del Vilaine, de escarpados acantilados y aguas azules. Pruebe el bogavante bretón – único − en el restaurante frente al mar, donde se tiene la impresión de estar cenando en la cubierta de un transatlántico. Escuche el ruido de las olas mientras recibe un tratamiento reconstituyente en el spa, tal vez “la tabla fenicia”, un masaje patentado por el establecimiento. Otra de las pasiones de Bertrand Jaquet es el arte, como puede verse en la preciosa galería del hotel.
Domaine de Rochevilaine
Único en el mundo: “la table phénicienne” (la tabla fenicia), un masaje patentado por el establecimiento.
VALORACIÓN DE LOS VIAJEROS TRIPADVISOR
TripAdvisor Basada en: 413 opiniones

Lee opiniones
Nuestros servicios
  • Niños bienvenidos
  • Ascensores
  • Internet
... Verlo todo
Cómo encontrarnos

Descubrir el hotel

Relais & Châteaux
Descubra por qué reservar con Relais & Châteaux es un mundo de privilegios