iconActivityiconArrowBackiconArrowBottomiconBasketiconBasket2iconBasketGastroiconBubbleSingleiconBubbleSpeechiconCalendariconCalendarCheckiconCheficonConciergeiconDestinationexpandiconFacebookiconFavoritesiconFlowersiconGifticonGooglePlusiconHistoryiconHomeiconHoteliconHouseRCiconHouseRC2iconInstagramiconInvitationiconLabeliconLinkediniconListiconLockiconLogouticonLysRCiconLysRCLefticonLysRCRighticonMailiconMedalPlusiconMembersiconMobileiconMoodboardiconNewsletter iconNotesiconPhoneiconPieiconPinteresticonPresentationiconPressReleaseiconPrinticonQuotesiconRefreshiconResaiconRestauranticonRoute1234iconScreeniconSearchiconSettingiconShareiconTagiconToqueiconToqueDrawingiconTrashCaniconTwittericonUsericonViewListiconViewMapiconVillaiconWaiterDrawingiconWineDrawingiconXperience

Al continuar navegando en nuestro sitio web, acepta el uso (i) de cookies para medir la audiencia del sitio web, su frecuencia y su navegación, para proponerle ofertas adaptadas según sus intereses y publicidad personalizada, y el uso (ii) de cookies de terceros destinadas a sugerirle vídeos, botones para compartir y publicación de contenidos de redes sociales.
Más información

Acercar el mapa

2 propiedades
Eslovenia

LA PERLA DE LOS BALCANES

En sus ciudades y sus campos Eslovenia cultiva un determinado arte de vivir que le ha valido el merecido apodo de la “Suiza de los Balcanes”. Liubiana, su capital, es un oasis de paz que conjuga armoniosamente su arquitectura medieval con las obras de Joze Plecnik, arquitecto culto de la década de 1930, e invita a pasear a la ventura. En los muelles del río Ljubljanica, bajo los sauces llorones, florecen las terrazas de los cafés. El murmullo de las fuentes añade un toque romántico a las callejuelas de colores pastel. En el gran mercado de la plaza Vodnik, se exponen múltiples variedades de coles y tomates. Entre ellas, el tomate steak, que desde siempre los horticultores cosechan en sus huertos de Trnovo, el barrio hortícola de la ciudad. En este país tan rural, la naturaleza siempre está cerca.

En días claros, desde cualquier punto de Eslovenia se ve el Triglav, el pico más alto de los Alpes julianos, que reina en medio de un parque natural lleno de tesoros: del lago de Bohinj a las gargantas de Tolmin, todo justifica una excursión contemplativa. En el valle, los ríos atraviesan manzanales y pueblos adornados de capillas católicas. Como Idrija, un bonito burgo multicolor donde las tradiciones perduran, como el arte secular del encaje, que se enseña en la escuela a chicos y chicas, a razón de dos horas por semana. Por la noche se degustan los zlikrofi, receta local y reconstituyente de raviolis que se sirven con un estofado de cordero o conejo.


Se han encontrado 2 propiedades

Relais & Châteaux
Descubra por qué reservar con Relais & Châteaux es un mundo de privilegios