Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Luxury Alliance & partners

La filosofía de los Relais & Châteaux dedica una atención preferente a la mesa: la búsqueda del sabor preciso se armoniza con el espíritu del lugar y los sabores locales. Algunos de nuestros chefs van más allá en la exigencia gastronómica y son mundialmente reconocidos por su maestría y audacia, como actores principales del arte culinario. Con el Grands Chefs Trophy, la casa Taittinger, que forma parte de la historia, nos acompaña en el homenaje que rendimos a estos grandes creadores de sabores.

"La gastronomía considerada como una de las Bellas Artes"

  • Franck Reynaud - Hostellerie Du Pas de L’Ours

    Crans-Montana, Suiza 

    Esquiar en las pistas de fama mundial de Crans-Montana no es el único placer que le reserva este exquisito chalé, construido según las normas tradicionales de la arquitectura alpina. Sus suites y juniors-suites tienen chimenea, jacuzzis y vistas a las cumbres nevadas y el chalé dispone de un Spa. Los bonitos interiores están hechos de madera y muros de piedra. Aquí el encanto está por todas partes, sobre todo en el cuadro de Félix, el burro que antes vivía en Pas de l’Ours. En un ambiente acogedor, el “Bistrot des Ours” se enorgullece de servir platos locales, mientras que en el restaurante gastronómico el chef le invita a degustar una selección de verduras, cordero lechal, lubinas, doradas, salmonetes, ciervo y otras maravillas gastronómicas.

  • Silvio Nickol - Palais Coburg Residenz

    Viena, Austria 

    En el centro de Viena, el Palais Coburg crea un ambiente excepcional de placer y confort. La decoración de cada suite está dedicada a una de las familias del Gotha que han escrito la historia de este palacio, que desde el siglo xix es uno de los sitios más prestigiosos de la capital para recepciones. La vista sobre los tejados de Viena desde el spa potencia la gran calidad del relajo que procura. La cocina gastronómica de Silvio Nickol y el restaurante Basteigarten (oasis verde), hacen del Palais Coburg un lugar clave por sus delicias culinarias, que acompañan las 60.000 botellas que atesora su bodega, una de las mayores reservas del mundo de Mouton Rothschild, Château Yquem y Pétrus. Las suntuosas salas todavía impregnadas del fasto de los bailes, los elegantes salones y las bóvedas blancas de las antiguas casamatas, son espacios privilegiados para sus recepciones privadas.

  • Justin Cogley - L’Auberge Carmel

    Estados Unidos 

    Ante los abruptos paisajes de Big Sur, Henry Miller declaró que había aprendido a rezar. El pequeño pueblo de artistas de Carmel-by-the-Sea es el sitio ideal para maravillarse ante la inmensidad de estos acantilados que parecen caer en picado sobre el océano. A medio camino entre San Francisco y el litoral de Santa Bárbara, poblado de focas, ballenas y otros mamíferos marinos, Carmel (cuya alcaldía ocupó en el pasado el actor Clint Eastwood) le encandilará por sus numerosas galerías de arte y sus playas de guijarros. Este romántico hotel fue construido en 1929 y está en un lugar privilegiado en el corazón del pueblo, y a un breve paseo de la famosa playa de Carmel. La interiorista Kathleen Fink ha decorado las habitaciones con las más bellas antigüedades y los más hermosos tejidos de Europa. Su deliciosa cocina, una bodega con más de 4.500 botellas y sus increíbles masajes harán que este sitio ocupe un lugar especial en su corazón.

  • Philippe Vételé - Anne de Bretagne

    Francia 

    En las dunas, frente al puerto encantador de La Gravette, Anne de Bretagne es una villa contemporánea, con la asombrosa arquitectura balnearia del litoral de la costa de Jade e idealmente situada para disfrutar de lo mejor de Bretaña. Desde las suites y las terrazas de estilo italiano, la vista del océano es increíble. En el excelente restaurante, la cocina de Philippe Vételé es marinera y creativa, en perfecta armonía con los vinos elegidos por Michèle Vételé, reputada sumiller. En temporada, las almejas salvajes se acompañan de “sifflets” de puerros y sorbete a la vinagreta de Muscat blanco. Los pescados se maridan con el marisco: la lubina de anzuelo cocida a fuego lento se sirve con “concassé” de sardinas, bígaros y emulsión de lechuga de mar.

  • Dario Cadonau - In Lain Hotel Cadonau

    Suiza 

    Un espléndido paisaje de montañas rodea el viejo albergue cuyo estilo típico de la Engadine se ha conservado a lo largo de sus 450 años de existencia. Los nuevos edificios se han adosado armónicamente, revistiendo su traza contemporánea de madera natural para rememorar los bosques de pinos y alerces del entorno. La piscina se llena con agua de manantial de la vecina meseta. Este lugar tranquilizante y cálido es la obra de una familia cuyos miembros, de numerosas generaciones, construyen aportando talentos complementarios. Hostelera, cocinero o carpintero, todos tienen a orgullo dar a los huéspedes lo mejor de sí mismos: confort esmerado, buena acogida y cocina delicada basada en productos frescos de temporada, se conjugan en armonía con una decoración elegante y equilibrada.