Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.
Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Marruecos

Venga de mi parte...

la central de reservas (Estados Unidos)

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : BEHEREC

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

BMW

Socio oficial de las Routes du Bonheur

Descubra
los Routes
du Bonheur de...

Pascal Behérec
Ver todas las Routes du Bonheur

Propietario y anfitrión de la Villa des Orangers
Mi ruta de la felicidad por… el sur de Marruecos, desde el desierto hasta el océano

Entre palmerales, desierto, medinas y océano, les invito a descubrir el sur de Marruecos, un país que es una toda una invitación a la relajación y el exotismo. Pascal y Véronique Beherec son dos personas de grandes ideas. Por Marrakech sintieron un flechazo y en tan solo un fin de semana compraron la que había de convertirse en la Villa des Orangers. Un fin de semana que les cambió la vida… Nuestra vida dio un giro en 1998 y en tan solo un fin de semana. Fue durante un viaje a Marrakech para celebrar la adquisición de un hotel junto a Aix en Provence. Mi mujer ya había pasado una parte de su juventud en el norte de Marruecos, pero yo descubría la ciudad por primera vez. Por simple curiosidad, pedimos a nuestro guía que nos llevara a visitar un riad en el centro de la ciudad y lo que pasó después fue tan sencillo como que vendimos los dos hoteles que poseíamos en París y nos instalamos en Marrakech. Lo maravilloso de Marruecos es que, aunque está muy cerca de Europa, uno vuelve con la impresión de haber hecho un gran viaje.

Para inspirarle, Relais & Châteaux le propone sus Routes du Bonheur: sugerencias de itinerarios que usted puede adaptar a la medida de sus deseos y de las experiencias que desea vivir. Nuestros asesores están a su disposición para personalizar su recorrido y asistirle en sus reservas en nuestros establecimientos.
Ejemplo de estancia de 6 noches, a partir de 1012€*
*Precio orientativo mínimo por persona, previa confirmación de disponibilidad, calculado en base a una habitación doble ocupada por dos personas, incluidos el alojamiento, el desayuno y la cena (menú, sin bebidas) en los establecimientos sugeridos en el itinerario.
Las actividades en el establecimiento y en el entorno las debe reservar directamente.

Mi Route du Bonheur
1ª etapa : 1 día - 1 noche

Villa des Orangers

El palacio de los placeres
Villa des Orangers
Es como estar dentro de la ciudad y fuera de ella al mismo tiempo. Una vez pasadas las puertas del riad, un nuevo mundo se abre ante los visitantes. La multitud de la Medina deja paso al silencio y el sosiego de esta villa que cuenta con un amplio jardín y tres piscinas, una de ellas sobre el tejado. Al frente, se encuentran la mezquita Kutubia y los montes Atlas, y a un paso, la residencia de su majestad Mohamed VI. Mi esposa, Véronique, y yo hemos creado un espacio a la vez íntimo y lujoso, secreto y fresco. Un hotel que hemos querido decorar como una casa. La nuestra, la suya.

Cerca del establecimiento...

El espectáculo de Jemâa el-Fna

Un auténtico teatro de la vida en el que hay (al menos) dos representaciones diarias. De día, la plaza Jemâa el-Fna reúne a vendedores de frutos secos, barberos y lustradores de zapatos que se mezclan con echadoras de cartas, malabaristas, encantadores de cobras, aguadoras y tatuadoras de henna. Por la noche, todo se llena de puestos de comida en los que degustar caracoles con comino y brochetas de pollo al ritmo de los gnauas. Mi momento preferido se produce entre estos dos actos, en el instante en que el perro se transforma en lobo. La plaza cambia de ambiente y en ella se juntan los marrakechíes con los turistas. Y todo ocurre aquí, en el centro de la ciudad, fuera del mundo.

Chez Mustapha Blaoui

Es el típico local en el que uno asoma la cabeza y acaba saliendo con los brazos cargados de vajillas, espejos, lámparas o alfombras de lana. Mustapha, uno de los personajes más sorprendentes de la ciudad, es a la vez anticuario e importador de muebles. Su tienda, oculta en la Medina, en el número 142-144 de la calle Bab Doukkala, es una auténtica caverna de Alí Baba.

Au Fil d’Or

Aquí pueden comprarse las más bellas babuchas de piel y ante, espléndidas chilabas de lino y hermosos bordados tradicionales provenientes de la imaginación de Abdelali Chabi. Un hermoso comercio que se encuentra en el número 10 del Souk Semmarine, un zoco en el que antaño herraban a los animales.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : BEHEREC

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Revenir en haut de page
2ª etapa : 2 días - 2 noches

Dar Ahlam

Donde los sueños se hacen realidad
Dar Ahlam
Thierry Teyssier soñaba con un jardín del Edén a las puertas del desierto y por eso creó este sublime hotel en el corazón del palmeral de Skoura. Dar Ahlam significa en árabe “la casa de los sueños”, una casa que los artesanos locales enaltecieron con sus fachadas de adobe finamente trabajadas. Las suites y villas son a la vez lugares de veraneo y tranquilidad, y el hotel propone la posibilidad de ir a pasar la noche sobre las dunas del desierto en unas magníficas tiendas.

Por el camino...

Kasbah Aït Ben Haddou

¿Qué tienen en común Lawrence de Arabia (1962), La última tentación de Cristo (1988) y Gladiator (2000)? Que estas tres películas ganadoras de varios Oscars, y muchas otras, se rodaron en Aït-Ben-Haddou. Este espléndido ksar, situado en el camino que une el Sáhara con la ciudad de Marrakech, recibía antiguamente las caravanas de paso. La kasba es patrimonio mundial de la Unesco y una de las más bellas del Magreb.

Los estudios de cine de Uarzazate

Y más cine… En la primera mitad de los años cincuenta, el director francés Jacques Becker rodó Alí Babá y los 40 ladrones en los alrededores de Uarzazate. Desde entonces, la ciudad ha acogido a los más grandes cineastas debido a la luz excepcional que ofrece, unos paisajes inusitados y una mano de obra disponible y motivada. La creación de los Studios Atlas, situados a la entrada de la ciudad, permitió desarrollar y estructurar esta actividad. Hoy pueden visitarse entre rodajes.

Paseo por Telouet

El pueblo de Telouet era un antiguo feudo del Glaoui de Marrakech. Las caravanas debían pagar para tener derecho a recorrer el camino hasta la ciudad. Hoy en ruinas, su antigua kasba evoca épocas de mayor riqueza. Sin embargo, con sus patios y jardines, el interior del gigantesco Palacio de la Bahía sigue siendo un auténtico remanso de paz y una obra maestra de la arquitectura local.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : BEHEREC

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Revenir en haut de page
3ª etapa : 2 días - 2 noches

L’Heure Bleue Palais

Una obra maestra de la medina de Essaouira
L’Heure Bleue Palais
Construido a finales del siglo XIX sobre un antiguo fondouk, es un espléndido edificio que perteneció al caíd Mbark Saïdi. En 2004, L’Heure Bleue Palais abrió sus puertas y se convirtió en el más bello hotel de la costa marroquí, en el que todas las habitaciones y estancias convergen naturalmente hacia el patio. Al abrigo del viento, el señor de la casa, François Laustriat, les invitará a degustar un té a la menta o un whisky puro de malta irlandés antes de probar la cocina del joven chef Ahmed Handour.

Cerca del establecimiento...

El puerto y el regreso de la pesca

El puerto lo fundaron los cartagineses en el año 500 a.C. Tras su conquista por los romanos, fue durante mucho tiempo un centro de extracción de púrpura. Sigue siendo uno de los últimos astilleros en el que se construyen los barcos de madera que luego salen a faenar al mar. No olviden ir a presenciar el regreso de los pescadores, a las nueve de la mañana o a las cinco de la tarde, en función de las condiciones meteorológicas. Podrán probar el pescado, recién sacado de los caladeros, que se prepara al final de los muelles.

El Kite Surf

Los amantes del Kite Surf hablan con emoción de Esauira. Cada año, en el mes de agosto, se celebra aquí una prueba del campeonato del mundo. La bahía, protegida de las marejadas de alta mar, tiene al norte largas playas y, al sur, estupendas olas para saltos y hacer surf. El viento es superior a Fuerza 4 unos veintitrés días al mes y la temperatura del agua se mantiene constante entre 19 y 22°C. El mejor servicio para la práctica del Kite Surf lo suministra la UCPA, con base náutica en la playa.

Las cooperativas de aceite de argán

En el camino de Agadir, entre Esauira y Tamanar, encontrarán varias cooperativas de aceite de argán. Gracias a su microclima excepcional, es la única región del planeta en la que se pueden bordear las plantaciones de arganeros. Este aceite, famoso por sus virtudes alimentarias y aroma de avellana, así como por sus cualidades cosméticas, es cada vez más solicitado en todo el mundo. Kaouiki y ASSAISS son dos cooperativas que trabajan con grupos de mujeres. Allí se puede descubrir y vivir cada etapa de la fabricación artesanal del aceite.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : BEHEREC

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Revenir en haut de page
4ª etapa : 1 día - 1 noche

Ksar Char-Bagh

Un oasis de tranquilidad...
Ksar Char-Bagh
Situado en el palmeral, este palacio de las maravillas es un verdadero oasis apartado de la agitación de la ciudad. Podrán pasear por el centro de un vasto parque en el que se mezclan palmeras, higueras y olivos, a la sombra de una arquitectura de inspiración morisca. Un lugar apartado que Nicole y Patrick Levillair han transformado en un pequeño paraíso.

Cerca del establecimiento...

Yahya Création

Más artista que artesano, Yahya es uno de los principales actores de la latonería en Marruecos. Visiten su exposición en la calle de Yougoslavie, entre espejos y objetos decorativos de tradición oriental combinada con realizaciones contemporáneas. Yahya es un orfebre que reinventa el hierro, el bronce o el cobre. Su reputación ya ha superado ampliamente las fronteras del país.

Tejidos y bordados

Creado por Caroline y Laurence Hamille, Chez Zoé es ante todo un taller de ropa blanca que produce manteles bordados, cubiertas de cama o lencería para spa. Sus realizaciones están extremadamente cuidadas, pues la mitad de las obreras bordan a mano. Además, Chez Zoé acaba de abrir una pequeña tienda en el centro del hotel La Mamounia. No lejos de su taller, en Sidi Ghanem, pueden visitar la exposición de la creadora Florence Teillet, quien también realiza espléndidos tejidos de seda, cáñamo o del más bello algodón.

33 rue Majorelle

La calle Majorelle, que bordea el célebre jardín, fue rebautizada con el nombre de Yves Saint Laurent a finales de 2010. Ya sea casualidad o no, lo cierto es que las tiendas de moda han ido floreciendo por ella. Como la del número 33, que se ha impuesto como una dirección imprescindible, una especie de Colette de Marrakech que reúne a una treintena de diseñadores muy creativos. Hoy es uno de los lugares más solicitados de la ciudad.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : BEHEREC

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Textos : © Guides Gallimard