Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Bretaña

Venga de mi parte...

la central de reservas (Estados Unidos)

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : ROELLINGER

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Descubra
los Routes
du Bonheur de...

Olivier Roellinger
Ver todas las Routes du Bonheur

Proprietario de las Maisons de Bricourt
El camino de los aduaneros da la vuelta a Bretaña sin interrumpirse jamás. Un viaje único, lleno de sabores y yodo, al que les invito a acompañarme.

Nací en esta casa corsaria, en la que fui cocinero durante casi 30 años. Hoy es un hotel con encanto y un taller de especias donde creamos nuestros propios productos y mezclas. Para escuchar el mar, nunca he tenido necesidad de acercarme una caracola a la oreja, me bastaba con descender la calle que hay frente a nuestra casa. Aquí, aprendemos a remar antes que a montar en bicicleta. Además, de niño incluso jugaba en el desván en el que antes lo había hecho Robert Surcouf. A unos cuantos metros de nuestra puerta pasa el camino de los aduaneros, una fuente de historia que va desde el “Pays Gallo” hasta el “Pays Bigouden”, y que representa la traducción de todos los sufrimientos y alegrías de este pueblo. Ahora les toca a ustedes descubrirlo.

Para inspirarle, Relais & Châteaux le propone sus Routes du Bonheur: sugerencias de itinerarios que usted puede adaptar a la medida de sus deseos y de las experiencias que desea vivir. Nuestros asesores están a su disposición para personalizar su recorrido y asistirle en sus reservas en nuestros establecimientos.
Ejemplo de estancia de 5 noches, a partir de 1165€*
*Precio orientativo mínimo por persona, previa confirmación de disponibilidad, calculado en base a una habitación doble ocupada por dos personas, incluidos el alojamiento, el desayuno y la cena (menú, sin bebidas) en los establecimientos sugeridos en el itinerario.
Las actividades en el establecimiento y en el entorno las debe reservar directamente.

Mi Route du Bonheur
1ª etapa: dos días, una noche

Les Maisons de Bricourt

Las especias y el mar
Les Maisons de Bricourt
Bricourt es una gran propiedad de los años veinte que domina la bahía del monte Saint-Michel. Cuenta con un restaurante y un taller en el que cultivamos con sencillez especias de todo el mundo. También incluye una casa de campo con vistas hacia los viveros de ostras y varias casas rurales, prueba del placer que nos produce recibirles y compartir con ustedes el viento y el incomparable aire de Bretaña.

Cerca del establecimiento...

Las ostras de Annick Prod’Homme

Conozco a Annick desde que era niño, hemos crecido juntos. Ella se ha convertido en la ostricultora de la casa. Hay que señalar que viene de una familia de ostricultores, tradición transmitida de generación en generación. Annick es una verdadera mujer de Cancale, de carácter fuerte y marcado, que realiza un trabajo impresionante. Sus ostras, que pueden comprarse en Vauhariot, son absolutamente deliciosas. ¿Cuáles son mis preferidas? Las ostras planas salvajes de Cancale, la trufa del mar.

La bisquina de Cancale

También se la conoce como la « Viuda negra ». Es la réplica de un barco cuyo padrino fue el gran Éric Tabarly. Este navío, de gran velamen y velocidad, antaño servía para arrastrar las ostras salvajes. Ser uno de los barcos de pesca más rápidos del continente le permitía ir en verano a desafiar a los pilotos de yates en el estrecho de Solent, en Inglaterra. Solo quedan dos bisquinas: una está en Cancale, La Cancalaise, y la otra en frente, La Granvillaise. Pero las regatas, suele ganarlas el nuestro.

Por el camino...

La playa de la Touesse

En esta magnífica playa aprendí a nadar. Lo tiene todo: una resaca única, unos sonidos increíbles y unos perfumes embriagadores que el viento trae del mar. Para llegar, se baja sin ver nunca la playa. Primero nos alcanza el olor, luego se oye el mar y, finalmente, se ve. La playa se alza como la puerta de una catedral de increíble belleza. Es también aquí, en Rozven, donde se encuentra la casa de Colette, en la que escribió El trigo verde, en 1923.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : ROELLINGER

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Revenir en haut de page
2ª etapa: un día, una noche

Manoir de Lan-Kerellec

Magia bretona
Manoir de Lan-Kerellec
Gilles y Luce Daubé son unos amigos muy preciados. Tienen una casa solariega de granito de ambiente muy familiar gracias a su manera admirable de recibir a los huéspedes. Me encanta instalarme en la cálida sala de su restaurante, con paredes revestidas de madera y vistas al océano, desde la que se disfruta de los más bellos atardeceres del mundo. El granito rosa es un anuncio de la dulzura del lugar.

Cerca del establecimiento...

Pasear por la isla de Milliau

Milliau es una pequeña isla que parece flotar a tan solo unos pasos de Trébeurden. Se puede llegar con marea baja por el paso de Gois, pero hay que tener cuidado con las mareas. Es un paseo que aprecio particularmente. Me encanta el granito rosa y los lugares con una dimensión casi druídica, llena de fuerzas telúricas. Con un poco de suerte, encontrarán en la isla orquídeas salvajes.

Por el camino...

Morlaix y sus casas de entramado de madera

Morlaix es la única ciudad bretona en la que se encuentran todavía casas de entramado de madera, construidas en el siglo XVI por los ricos comerciantes y negociantes de telas de lino. Situada en el número 9 de la Grande Rue, la Maison à Pondalez es un raro testimonio de la edad de oro del pueblo, con su fachada con voladizo hacia la calle.

El calvario de Saint-Thégonnec

À varios kilómetros de Morlaix, olvídense unos instantes del camino de los aduaneros para descubrir el magnífico enclave parroquial de Saint-Thégonnec. Realizado en 1610, su admirable calvario ilustra la Pasión y la resurrección de Cristo. Fue esculpido gracias a las donaciones de los habitantes que hicieron fortuna con la cría de caballos y la manufactura de telas.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : ROELLINGER

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Revenir en haut de page
3ª etapa: un día y una noche

Hôtel Brittany

La Bretaña de los piratas y la arena blanca
Hôtel Brittany
Propiedad de la familia Chapalain, esta antigua casa de negociantes se asemeja a una fortaleza. Roscoff fue durante mucho tiempo una región de corsarios, un lugar de reunión de contrabandistas. Sin embargo, esta espléndida casa del siglo XVII no es de aquí, sino de Morbihan. Fue desplazada y reconstruida piedra a piedra en 1974 frente a la isla de Batz, para gran placer de los amantes de los hoteles con encanto en el Finisterre francés.

Por el camino...

El “Aber Wrac’h” y el “Aber Benoit”

No hay necesidad de irse hasta los fiordos escandinavos, la aventura comienza aquí. Tengo muchos recuerdos recorriendo en barco los abers o rías bretonas. A menudo he tenido que arrastrar el ancla por estos lugares no siempre fáciles aunque apasionantes y salvajes. He venido muchas veces para protegerme de los vientos de Noroît y me he llevado algunos sustos. Ese es el precio de la belleza.

El camino de los aduaneros… en una noche de luna llena

Recorrer el camino de los aduaneros durante una noche de luna llena quizá sea la experiencia más cautivadora que exista. Por un lado, está la luna que hace brillar el mar, y por el otro, las olas que rompen contra las rocas creando fenómenos a la vez fluorescentes y extraños. Es entonces cuando se comprende que es tierra de hadas y leyendas, y se descubre el negro luz, el negro auténtico, el negro de Soulages, que se acerca al negro de las más bellas vainillas del mundo.

El faro de Créac’h

Soy muy amigo de los últimos fareros de Créac’h, en la isla de Ouessant. Junto con Molène y Sein, Ouessant es el último enclave antes del Atlántico. Sus faros son los más importantes. Hay que señalar que sus fareros hace tiempo que son los únicos que permanecen en estas tierras, todos los demás se embarcaban en la marina nacional, la marina mercante o la pesca de bajura y altura. Porque aquí, para salir adelante, siempre ha hecho falta marcharse.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : ROELLINGER

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Revenir en haut de page
4ª etapa: un día y una noche

Hôtel de la Plage

Tranquilidad absoluta
Hôtel de la Plage
Este espléndido establecimiento evoca el fervor del peregrinaje del Tro Breiz. La capilla encima del hotel atrae siempre el mayor Perdón de Bretaña. Aquí se encuentra la colección más bella del mundo de Mathurin Méheut, el pintor que tanto ha marcado nuestra región. La abuela de Jean Milliau, el actual propietario, compró el hotel en 1924. La ruta se detiene a sus puertas, delante de esta playa desierta. Como en un sueño.

Cerca del establecimiento...

El puerto de Audierne

Audierne es uno de los quince puertos bretones dotados de una lonja. Nadie sabe cuánto durarán. Se va reduciendo el número de pescadores frente a la armada de aficionados, pero todavía hay una veintena que siguen practicando una de los más bellas y peligrosas artes de pesca.

Por el camino...

La Boutique de Pont Aven

Puede que sea la tienda bretona más bonita que conozco. Atendida por los Péron, una antigua familia de fabricantes de galletas, tiene la selección de los más bellos productos de Bretaña. Sus galletas finas, hechas siguiendo una receta transmitida desde hace tres generaciones, chocolates, confituras y siropes bretones son deliciosos. Es aquí, en la plaza Gauguin de Pont-Aven, donde yo compro mis “sardines debout”.

El camino, un inmenso herbolario

El camino de los aduaneros es un gigantesco herbolario: silenes, acederillas, pimpinelas, hinojo salvaje, anis à la bronze, salicornias, verdolagas marinas o espinacas de mar. Se dan cita todos los olores y sabores. En la orilla, se pueden recoger algas, desde la Porphyra hasta la Dulse, pasando por la lechuga de mar. Este jardín marino es de una riqueza inaudita aunque sigue siendo poco conocido.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : ROELLINGER

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Revenir en haut de page
5ª etapa: un día y una noche

Château de Locguénolé

Vivir al borde del agua
Château de Locguénolé
Es uno de esos grandes lugares bretones que amo apasionadamente. Propiedad de la misma familia desde hace más de dos siglos, solo lo transmiten las mujeres. El establecimiento lo regenta en la actualidad Bruno de la Sablière, un hombre de muchas cualidades y un gran marinero. El castillo posee un parque con un bosque de 120 hectáreas y el más bello jardín de rododendros que conozco. Y al fondo, aunque pasando por el centro mismo de la propiedad, el camino de los aduaneros.

Cerca del establecimiento...

La isla de Groix

Los bretones la conocen con el nombre de «isla de la bruja». Esta pequeña isla ha recibido durante mucho tiempo a pescadores de atún. Como prueba, solo hay que levantar la vista hacia el campanario de la iglesia de San Tudy, donde encontrarán una veleta con forma de atún y no de gallo. La isla ha mantenido su lado salvaje y alberga una reserva natural en la punta noroeste.

El museo de la Compagnie des Indes

Maquetas de navíos, mapas antiguos, estampas y porcelana, este museo evoca la espléndida historia de las compañías comerciales que desembarcaban sus mercancías provenientes de África o Asia sobre los muelles de Lorient durante los siglos XVII y XVIII. También es un viaje hacia el mundo de las especias, que tan querido me resulta.

Por el camino...

Los alineamientos de Carnac

¿Quién no ha oído hablar de Carnac alguna vez? Las tres grandes series de alineamientos de menhires son famosas en el mundo entero. Estos megalitos de talla relativamente modesta, los más altos no superan los 4 metros, aún no nos han desvelado todos sus secretos.

Aproveche nuestros consejos reservando su itinerario. :

1 800 735 2478

Indique el código ventaja : ROELLINGER

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí

Textos : © Guides Gallimard