Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Le Petit Nice-Passédat.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux y hotel a orillas del mar. Francia,Marseille

Gérald Passédat

Chef
Le Petit Nice-Passédat Marseille 13007

Mi abuelo, Germain Passédat, compró la Villa Corinthe en 1917 y le dio el nombre de Petit Nice. Mi abuela, Lucie, cantante de ópera y musa de Louis Lumière, transmitió a mi padre Jean-Paul y a mi el gusto por lo bello, el sentido del ritmo, el amor por las cosas bien hechas. Después de pasar por la escuela hostelera, por el Coq Hardi de Bougival, por el Bristol, y luego por el Crillon de Paris, dieciocho meses con Troisgros, y por último con Michel Guérard, me fui con mi padre en 1984, para ir tomando poco a poco las riendas del Petit Nice. Siempre rebelde y apasionado.
He tomado plenamente conciencia de mi amor por el Mediterráneo.

¿Mi vía culinaria? Andaba buscando por otros sitios lo que tenía ante mis ojos como una evidencia: Peces olvidados que se pescaban allí, no más lejos que el horizonte.
Profundidades abismales, algunas verduras maduras de Provenza, algunas hierbas. El respeto amoroso por lo natural y la sencillez del gesto, para ofrecer ese delicioso sentimiento de inmersión en el Mediterráneo.


¿Cuál ha sido su mayor emoción gastronómica?
Una “nage” de marisco en el establecimiento de Chapel con mis padres en 1975.
Y en 1980, la salsa de “Fleurie” de Jean Troisgros ligeramente reforzada con anchoa. Una revelación de las combinaciones que hasta entonces estaban prohibidas.

¿El incidente de cocina más divertido que haya experimentado?
En 1983 con todo un equipo de cocineros - Jean-Michel Lorain, Christophe Cussac, Michel Troisgros - he ejecutado en directo en un canal TV norteamericano famoso una sopa de frutas rojas en croûte. Y luego hice quemar la croûte en directo y hubo una llama de 30 cm. Estaba focalizado en mi inglés y olvidé la receta. A continuación saqué una de un cajón ya terminada. Todos se echaron a reír como locos. Un recuerdo inolvidable.

¿Su mejor consejo para los cocineros aficionados?
Siga el instinto al hacer las compras en el mercado y realice lo que le gusta en familia. Que sea una fiesta compartir la cocina.


Hoteles
Elija una fecha



la central de reservas (Estados Unidos)

1 800 735 2478

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí