Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Restaurant Pierre Orsi.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux en una ciudad. Francia,Lyon

Pierre Orsi

Chef
Restaurant Pierre Orsi Lyon 69006

Hijo del dueño de un hotel restaurante y alumno mediocre, me llevaron muy pronto de aprendiz a pocos kilómetros del negocito familiar, a trabajar para un denominado… Bocuse. El hijo Paul acababa de sustituir a su padre Georges en la cocina. Éramos 4 aprendices, y entre nosotros estaban Jacky Marguin y Roger Jaloux.
La exigencia, perfección, el gesto, el rigor del Sr. Paul nos motivó y animó a convertirnos en profesionales.
Aprendizaje muy duro pero beneficioso para el resto de nuestra carrera.
Mi cocina es tradicional con productos de muy alta calidad.


¿Cuál ha sido su mayor emoción gastronómica?
Un cocido de almuerzo en Asnières, en casa de Michel Guérard que nos esperaba en la calle, Jean Banchet, Jacky Marguin y yo. Lubina y vieiras, cocidos en una olla ovalada, y feuillantine de peras caramelizadas que nos dejaron a todos pasmados. Y el propio Michel Guérard, narrador infatigable y apasionado que se quedó con nosotros gran parte de la tarde.

¿El incidente de cocina más divertido que haya experimentado?
En los años 1980, un cliente me mandó llamar al comedor y me indicó que su postre le parecía extraño: le habían servido huevos batidos a punto de nieve caramelizados con una crema inglesa. De vuelta a la cocina, lo pruebo y me doy cuenta, con estupor, que la crema inglesa es mantequilla blanca y que el caramelo estaba salado. Nos habíamos equivocado y puesto sal en vez de azúcar, y en vez de crema inglesa, mantequilla blanca. Realmente no sabía nada bien. Ahora nos reímos, pero en aquel momento…

¿Su mejor consejo para los cocineros aficionados?
Gozar de la familia, con un buen plato único…