Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Ombremont.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux y hotel a orillas de un lago. Francia,Le Bourget-du-Lac

Jean-Pierre Jacob

Chef
Ombremont Le Bourget-du-Lac 73370

La pasión por la cocina me vino desde muy joven por mi padre que me invitaba a compartir los fogones del Bateau Ivre los fines de semana durante mis años de instituto. Me enseñó el gusto por los productos así como la cocina simple y auténtica.

Con 17 años, me fui a trabajar como aprendiz en prestigiosas casas: la Bonne Auberge de los Rostang en Sassenage, el Café de Paris en Biarritz, el Lion d’Or en Ginebra, el Moulin de Mougins, La Réserve de Beaulieu, Les Santons de Grimaud. Luego, reintegré la casa familiar, en Bourget du Lac durante el verano y en Courchevel durante el invierno.
Seguí trabajando con mi padre durante algún tiempo. Me enseñó el rigor y sobre todo la felicidad de ejercer este oficio. Después, me dejó echarme solo al agua, con mucha confianza. De eso le estoy mi agradecido.

Realizo actualmente una cocina que pone de relieve el producto hermoso yuxtaponiendo lo más estrechamente posible su armonización con salsas finas y jugos ligeros.


¿Cuál ha sido su mayor emoción gastronómica?
Cuando mi padre me presentó al Café de Paris en Biarritz, la casa de Pierre Laporte, para realizar mi aprendizaje, recuerdo una comida excepcional que me causó una intensa emoción.

¿El incidente de cocina más divertido que haya experimentado?
Un día en el que ya había empezado el servicio, todas las mesas próximas a la ventana dejaron de comer. Pensamos que algo no iba bien en la comida. Simplemente había una pareja en pleno acto amoroso que no dejaba que los clientes se concentrasen en sus platos.

¿Su mejor consejo para los cocineros aficionados?
Elegir los mejores productos, trabajarlos simplemente, saborearlos con los demás.


Hoteles
Elija una fecha



la central de reservas (Estados Unidos)

1 800 735 2478

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí