Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Marea.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux en una ciudad. Estados Unidos,New York

Michael White & Jared Gadbaw

Chef
Marea New York 10019

“Empezó como un simple hobby en mi casa de Beloit, Wisconsin, y lo he convertido en mi oficio. Ayudado por encuentros determinantes. Primero Paul Bartolotta. El chef de Spaiaggia, el restaurante italiano más famoso de Chicago, me contrata a la salida del Kendall Culinary Institute. A su lado aprendo a cocer a fuego lento “la bota” (italiana), antes de acompañarle a Italia para perfeccionar mi formación. En Imola, otro encuentro que me marcó: Valentino Macattilii, chef del Ristorante San Domenico. Durante casi siete años, me transmite todo su conocimiento de la gastronomía italiana. Y ya estoy listo para volver a Estados Unidos y abrir mi propio establecimiento. En 2007, nuevo encuentro decisivo. Ahmass Fakahany, un inversor de Wall Street, está dispuesto a asociarse conmigo para abrir Due Terre en New Jersey. Punto de partida del grupo de seis restaurantes que tenemos hoy, todos centrados en Italia. En Nueva York, la cocina marinera de este país de adopción, que incluye crudo, pasta y pescados asados enteros, se sirve en el Marea. ¿Nos encontraremos allí?”.


¿Cuál ha sido su experiencia gastronómica más emocionante?
Mi primer servicio en el Spiaggia. Cuando terminó, quise ser chef para toda la vida.


¿El incidente más divertido relacionado con la cocina?
Cocinaba en las cumbres de Aspen en una casa privada, por cuenta de la empresa Bombardier. Y la altitud era tal que ¡el agua tardaba horas en hervir! Lo menos que puedo decir es que fue embarazoso.


¿Su mejor consejo para los cocineros que empiezan?
Trabajar duramente. No rendirse jamás. No dejar que se interponga su ego o el de cualquier otro.