Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Restaurant Kong Hans Kælder.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux en una ciudad. Dinamarca,Copenhagen

Thomas Rode Andersen

Chef
Restaurant Kong Hans Kælder Copenhagen DK-1070

Cocinar siempre ha sido mi pasión. Me gusta el ambiente de las cocinas de un restaurante. Esto es lo que me decidió a ser Chef. Y, si tenía que serlo, ¡pues a serlo de verdad!

Tras mi aprendizaje, me fui a aprender con los mejores trabajando en las mesas más bellas de mi país antes de descubrir lo que se hacía en el extranjero, en particular en Alemania y Austria.
De vuelta a Dinamarca, trabajé primero en el Falsled Kro hasta que me ofrezcan un puesto en el restaurante “hermano”, el Kong Hans Kaelder, de Copenhague – “trabajillo” lo bastante genial para que, 13 años más tarde, todavía esté trabajando ahí.

Aprendí que la pasión no es suficiente: también hace falta trabajar duro y tener el sentido de las prioridades.
Mi “mentor” más relevante fue el antiguo Chef del Falsled Kro: Jean-Louis Lieffroy, mi Chef durante una temporada y mi colega durante más de 10 años.

Procuro realizar una cocina internacional combinando tradición francesa e identidad escandinava.


¿Cuál ha sido su mayor emoción gastronómica?
Solía cocinar par mis hijos bolitas de pescado en salsa remoulade. Un día, me había retrasado, y quise hacer trampa, me traje del restaurante una remoulade de boletos, pensando que no se iban a dar cuenta. Tras probarlo, mi hija me dice: “Papi, sabes, probé las setas para que estés contento, pero, “porfa”, ¡no me eches boletos en mi remoulade!” tenía 5 años.

¿El incidente de cocina más divertido que haya experimentado?
Cuando trabajaba de catering, un día me había retrasado mucho para mis Smørrebrød, y salí a toda prisa para llevarlos al cliente, resbalé en la acera helada, conseguí no caerme, estabilizando con mi barbilla la bandeja llena de rosbif y raifort (rábano picante), todo cubierto de salsa remoulade. Cuando me levanté, intenté reparar los leves “desperfectos” en los bocadillos mirando a mis alrededores, esperando que nadie se haya dado cuenta de nada. Ahí me di cuenta de que todos los clientes que me esperaban me estaban mirando ¡riéndose por la ventana de enfrente!

¿Su mejor consejo para los cocineros aficionados?
Crear con toda la libertad, y para ello, ¡mantener un espacio de trabajo limpio y organizado en cualquier circunstancia!