Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Restaurant Gill.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux en una ciudad. Francia,Rouen

Gilles Tournadre

Chef
Restaurant Gill Rouen 76000

Todo me predestinaba a la carrera de chef de cocina: hijo y nieto de pastelero, ya estaba acostumbrado al rigor de la repostería. La cocina, casi era más fácil…

Pequeño, apasionado ya, nunca me hubiera perdido por nada del mundo, el programa de cocina culto de la época: el de Raymond Oliver y de Catherine Langeais. ¡Una delicia cotidiana!

Con 16 años, entré en la Couronne en Rouen, institución de la plaza del Vieux Marché. Seguí 3 años de aprendizaje “con mano dura” y he recorrido Francia para perfeccionar mi formación que terminé con una plaza de chef en el Castillo de Audrieu en la provincia de Calvados. En 1984, me instalé en la ciudad donde nací. Abrí un pequeño restaurante en la calle San Nicolás, exactamente al pie de la catedral. Con mi esposa Sylvie, decidimos ampliar nuestra casa trasladándonos a los muelles, con nuestro fiel equipo, desde entonces ofrecemos lo mejor que podemos frente al Sena. Resumiré mi cocina en dos palabras: frescura y respeto por el producto.


¿Cuál ha sido su mayor emoción gastronómica?
En los años 80, una cena en el Negresco de Niza, cuando Jacques Maximin era el chef. Probé mi primer salmón unilateral con aceite de oliva.

¿El incidente de cocina más divertido que haya experimentado?
En los años 70, era pinche en las cocinas de L’Auberge des Templiers en Bézards. En plena conversación con la señora Dépée, de repente tuve que bajarme los pantalones delante de ella, por culpa de 2 avispas que me estaban picando.

¿Su mejor consejo para los cocineros aficionados?
Ir a la plaza de abastos, ver, elegir los productos y cocinarlos con la mayor simplicidad posible.


Restaurant

Obtenga disponibilidad en línea para una cena o un almuerzo

Reservar su mesa