Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Villa Crespi.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux y hotel a orillas de un lago. Italia,Orta San Giulio

Antonino Cannavacciuolo

Chef
Villa Crespi Orta San Giulio 28016

“Siempre supe que sería chef. Como lo fue mi padre antes que yo, que formó a brigadas enteras de cocineros en Sorrento y alrededores. Pero, a decir verdad, esta convicción se la debo a mi abuela, a su ragú de pastas de nuestros almuerzos familiares del domingo, a ese olor tan irresistible que embalsamaba toda la casa desde los primeros resplandores del día. Me abrieron lo ojos sobre la necesidad de encontrar las mejores materias primas, tener espíritu de sacrificio, estar decidido y totalmente dedicado a este oficio.
Sobre estas bases construí mi cocina. Mis viajes y experiencias han hecho el resto: en Francia, especialmente con Marc Haeberlin en el Auberge de l´Ill de Illhaeusern, y sobre todo del sur al norte de Italia, la escuela de Vico Equense en el restaurante del Gran Hotel Quisisana de Capri dirigido en aquella época por Gualtiero Marchesi, sin olvidar por supuesto el Lac d´Orta. Allí encontré a mi esposa, Cinzia, antes de volver en 1.999 a Villa Crespi, escenario de nuestro compromiso para su felicidad y la nuestra”.


¿Cuál ha sido su experiencia gastronómica más emocionante?
Siempre he escuchado atentamente a los chefs de renombre que me he podido cruzar, totalmente dispuesto a aprender de ellos. Marc Haeberlin, especialmente, me desveló ciertos productos de Alsacia, como el foie gras, que sigo mimando, trabajándolos a mi manera.


¿El incidente más divertido relacionado con la cocina?
El día que explotó mi bolsa de jugo de endivias al vacío, salpicando a todos los miembros de la brigada de un verde vivo.


¿Su mejor consejo para los cocineros que empiezan?
No olvidarse de añadir una pizca de pasión en cada una de las recetas que elaboren y perseverar. El éxito tiene ese precio.


Hoteles
Elija una fecha



la central de reservas (Estados Unidos)

1 800 735 2478

¿Llamar desde otro país? Haga un clic aquí