Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.
Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Restaurant Christopher Coutanceau.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux a orillas del mar. Francia,La Rochelle

Christopher Coutanceau

Chef
Restaurant Christopher Coutanceau La Rochelle 17000

Acabo de cumplir 30 años y desde 2002 trabajo en el Relais & Châteaux creado por mis padres. Hijo del dueño, el restaurante fue mi primera cuna. Me enseñaron la educación del gusto, el amor a los productos, el rigor y respetar a la gente. Además, pude perfeccionar mi educación en grandes casas como la de Michel Guérard en Eugénie les Bains, Bardet en Tours, El Bulli en Rosas.
De vuelta a la Rochelle, he dirigido bares temáticos que evocaban viajes, en nexo con mi padre y también con mi hermano Gregory.

Recuperar el restaurante familiar era un sueño que poco a poco se convirtió en realidad, primero con la ayuda de mis padres, su confianza y la voluntad de progresar más. Mi cocina es creativa en sabores respetando los productos locales y de tradición, con todo el respeto que se merece.


¿Cuál ha sido su mayor emoción gastronómica?
Mi primer puesto de empleado: en la magnífica casa de Michel y Christine Guérard, en Les Prés d’Eugénie en las Landas, casa en la que mi padre también había trabajado.

¿El incidente de cocina más divertido que haya experimentado?
El día en el que mi padre pinchó la pierna de uno de nuestros cocineros con su cuchillo de pescado porque había resbalado. ¡Pero hubo más miedo que dolor!

¿Su mejor consejo para los cocineros aficionados?
Cocinar con productos utilizando sólo lo justo y necesario para ponerlos en valor, una cocción perfecta, un sazonado idealmente dosificado.