Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.

¿Beneficiario de un regalo CRÉATION? ¿Beneficiario de un forfait LYS?

Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Canlis.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux en una ciudad. Estados Unidos,Seattle

Jason Franey

Chef
Canlis Seattle 98109

Nacido en Palm Beach, en Florida, Jason empezó a cocinar cuando tenía 15 años e inició su carrera en el Breakers Hotel. En busca de un nuevo reto, Jason acepta un puesto en el Campton Place a la edad de 24 años y trabaja para Laurent Manrique, que en aquel tiempo era el chef. Un año más tarde, Daniel Humm toma el relevo como chef y enseguida elige a Jason como su segundo de cocina. Cuando el San Francisco Chronicle otorga cuatro estrellas al Campton Place, este hecho llama la atención del restaurador metropolitano Danny Meyer que se lleva al chef Humm al Eleven Madison Park de Manhattan. Encargado de transformar el Eleven Madison en un buque insignia, Humm logra convencer a M. Meyer de llevarse a Jason con él.

Juntos, se concentran en inaugurar una nueva era de la cocina refinada en el imperio de Danny Meyer. Tras seis años de trabajo a las órdenes de Daniel Humm, Jason deja su puesto de segundo para convertirse en chef de cocina del Canlis Restaurant, punto de atracción de Seattle. Tras haber contribuido a la transformación del Eleven Madison Park y a situarlo en el primer plano de la escena gastronómica de Manhattan, Franey establece una nueva meta: hacer del Canlis, con más de 60 años de historia, el principal destino culinario de la ciudad de Seattle. Al cabo de solo dos años, Jason es nominado entre los Best New Chefs 2011 del Food and Wine Magazine y laureado con el título de The People’s Best New Chef Northwest. En 2012 et 2013, ha sido finalista del premio James Beard al mejor chef del Noroeste. En 63 años, el restaurante Canlis ha tenido sólo cinco chefs, Jason es el quinto.


¿Cuál ha sido su experiencia gastronómica más emocionante?
En el otoño de 2005, viajé a Alba en Italia donde tuve la oportunidad de degustar una de las comidas más increíbles de mi vida en un restaurante llamado Da Cesare. Era la hora de comer, en una magnífica casa antigua en la cumbre de una montaña, en compañía de mis tres mejores amigos.
Entramos para descubrir una cabra que estaban asando y llenaba la atmósfera con aromas de carne a la brasa y hierbas secas. El chef Cesare Giaccone y una mujer se bastaban por sí solos para dar de comer a treinta personas: un tour de force impresionante realizado de una forma mágica. Guardo un recuerdo imborrable de una ensalada perfecta de liebre con granada, de una prodigiosa polenta con huevos y trufas blancas y de un sabayon hecho al baño maría en cacerola de cobre.

¿El incidente más divertido relacionado con la cocina?
Hace unos años, teníamos en la carta un plato compuesto de pollo con trufas negras en láminas que se veían a través de la piel transparente.
Una tarde, uno de nuestros nuevos cocineros utilizó por error trufas blancas en vez de negras, arruinando el plato y triplicando el coste. Evidentemente, el chef montó en cólera de manera espectacular. A pesar de que entonces el incidente no fue nada divertido, retrospectivamente pienso que fue un episodio típico del aprendizaje y extremadamente gracioso.

¿Su mejor consejo para los cocineros que empiezan?
Encuentre un chef que le merezca respeto y quédese con él. Interiorice su filosofía y sus técnicas. Invierta en él y el invertirá en usted. Aunque trabajar en un montón de cocinas diferentes pueda ser útil para su CV, eso no mejorará su carácter. El auténtico aprendizaje solo se hace con el tiempo, disciplina y perseverancia.