Cerrar Close
Relais & Châteaux es un mundo en sí, un mundo diverso. Un mundo acogedor, amable y gourmet, en el que la exigencia de máxima calidad común a nuestros afiliados se une la pasión por su establecimiento y por el territorio que lo acoge.
Fermer fermer
El arte de regalar Relais & Châteaux con nuestros Cheques y Cofres regalo CRÉATION. Para disfrutar de un fi n de semana encantador en un escenario excepcional, de una estancia alejada del mundo o de una cena gastronómica en la mesa de uno de nuestros Grands Chefs, más de 300 establecimientos de Relais & Châteaux acogen a las personas que haya elegido para regalarles una experiencia inolvidable.
Cerrar Close
Descubran una auténtica vuelta al mundo, por la colección de Relais & Châteaux. Sea cual sea la ocasión o la duración de su estancia, cada establecimiento le ofrecerá lo mejor de su cultura y su región.
Nuestro canal de TV
Vea nuestros videos temáticos
 
 
Cerrar Close
Vivir una experiencia Relais & Châteaux significa vivir nuevas sensaciones. Cada una de nuestras casas le invita a explorar una variedad incomparable de sensaciones, en la que la belleza del lugar, la calidez de la acogida y la calidad de la cocina se conjugan a la perfección. Aromas y sabores, paisajes y colores hacen que cada estancia se convierta en una vivencia única e intensa.
Cerrar Close
Descubran nuestra excelente oferta gastronómica, clásica o contemporánea pero siempre creativa y sorprendente. Una creatividad reconocida en todo el mundo, ya que nuestros Grands Chefs forman parte de la élite de la gastronomía mundial.

Imprimir esta página [ES] Envoyer cette page à un ami

Arnolfo Ristorante.

Restaurante de un Grand Chef Relais & Châteaux en el campo. Italia,Colle di Val d’Elsa Siena

Gaetano Trovato

Chef
Arnolfo Ristorante Colle di Val d’Elsa Siena I-53034

La tradición familiar me enseñó el amor por el producto bello y el respeto por la calidad. Cada día se desarrollaba, para mí, al ritmo de la realización de la cocina que se operaba a lo largo de la jornada como un auténtico rito.

Adolescente, he adquirido el amor por la gastronomía descubriendo la mezcla de sabores, el contraste entre los gustos y las alianzas insólitas: dulces, saladas, amargas, ácidas.

Me hice cocinero por pasión, talento y creatividad, atraído por la idea de trabajar los ingredientes como un verdadero arquitecto.

Empecé mi recorrido profesional con un aprendizaje en Saint-Moritz, y, luego, bajo la tutela del gran Chef Angel Paracucchi en Ameglia, aprendí a exaltar los sabores.
En el Moulin de Mougins de Roger Vergé y en París, con Gaston Lenôtre, encontré poco a poco mi equilibrio y forjé mi determinación.

Desde 1982, en el Arnolfo, mi restaurante familiar, voy expresando mi cocina de inspiración mediterránea contemporánea.


¿Cuál ha sido su mayor emoción gastronómica?
Mis primeras grandes emociones: haber tenido la oportunidad de saborear los platos impresionantes y ligeros de Bernard Loiseau, la cocina de alta degustación de Alain Chapel y la memorable sopa de trufas VGE de Paul Bocuse.

¿El incidente de cocina más divertido que haya experimentado?
Recuerdo una mesa de seis personas que esperaban sus platos, éstos se cayeron al suelo apenas salir del pasaplatos en la cocina. Tuvimos que prepararlos de nuevo a toda velocidad, excusándonos por la espera.

¿Su mejor consejo para los cocineros aficionados?
¡Haga todo lo que pueda y se verá recompensado!